8 de mayo de 2018

EL FMI TRAE EL SALVAVIDAS DE PLOMO

Ante la aplicación de la ortodoxia neoliberal, Argentina toca fondo y pide auxilio al FMI (Fondo Monetario Internacional).

En remake del principio de siglo, las políticas económicas, y sobre todo las medidas para corregirlas, tienen una similitud preocupante con el gobierno de De La Rua. Los anuncios de los “popes” económicos de este gobierno, al igual que Cavallo en el gobierno de la Alianza, vienen cargados de ajuste, retracción de la actividad económica, recorte a la obra pública, disminución de los presupuesto básicos (salud y educación), despidos en el estado, etc., lejos de controlar las variables económicas, las disparó en todos los sentidos.

En una jornada signada por la demostración de la ineficacia de las medidas adoptadas la semana pasada, suba del dólar record, caída de la bolsa de valores y fuga de los capitales golondrinas, la mejor idea que se les pudo ocurrir, es pedir auxilio al fondo monetario internacional.

En un breve mensaje grabado de 45 segundos, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, anuncio como un gran logro el acuerdo con el FMI para garantizar financiamiento. Lo cierto es que, aunque no lo digan, cuando vas a la ventanilla del fondo a pedir auxilio, cae la imagen y crece la incertidumbre internacional. Esto, lejos de promover la llegada de capitales productivos, alienta el alejamiento de las “rutas de inversión” y dispara el riesgo país.

En su corto discurso, el presidente, no dejo de echarle la culpa a los otros: pesada herencia, oposición actual, situación internacional, etc. Pero de hacer autocrítica, nada.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios