Unos restos hallados en Alemania han revelado un episodio bélico que, por su magnitud, podría cambiar lo que sabemos de la Edad del Bronce en Europa.

En algún momento del siglo XIII a. C. tuvo lugar una cruenta lucha en el valle del río Tollense, en el noreste de Alemania. Aunque no existe constancia escrita de la misma, se sabe que en ella se enfrentaron dos grandes ejércitos. Los primeros restos fueron descubiertos por casualidad por unos arqueólogos aficionados, en 1996. Se trataba de un cráneo agujereado y una especie de gran garrote. A partir de entonces, los hallazgos se sucedieron y desde 2008, la zona ha sido objeto de un estudio sistemático.

En este tiempo han aparecido multitud de huesos humanos arracimados que pertenecen a unos 130 individuos. Estos presentan señales de distintos tipos de agresiones. Los responsables de la excavación interpretan los despojos como los restos de un choque violento, cuyas víctimas fueron lanzadas al río o abandonadas en aguas poco profundas y zonas pantanosas a ambos lados del mismo.

De momento, solo se han estudiado 450 metros cuadrados, entre un 3 % y un 10 % de la superficie que, en opinión de los investigadores, podría ocultar más restos. Estos calculan que, de analizarse por completo, podrían aparecer los despojos de unas 750 personas. Algunos estudios apuntan que, por lo general, en este tipo de choques perecía un 20 % de los guerreros. De ser así, en las márgenes del Tollense podrían haberse dado cita entre 3.000 y 4.000 combatientes. Esto es, en aquel remoto lugar pudo tener lugar una batalla tan multitudinaria como, según se ha venido creyendo hasta ahora, solo eran capaces de entablar por entonces los ejércitos griegos, hititas o egipcios, a miles de kilómetros al sur.

Pero qué los llevó hasta allí resulta un misterio. Quizá el control de unos yacimientos de sal próximos, o quizá se trató de un frustrado intento de invasión. La zona estaba ocupada por pequeñas comunidades diseminadas, algo que choca con la presencia de dos grandes contingentes armados, con un nivel de organización y una estructura jerárquica que no casa en absoluto con la visión que se suele tener del norte de Europa en la Edad del Bronce.

Fuente: Muy Interesante

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios