Se siguen sumando voces de reclamo por el “copamiento” policíaco militar de IPV Argüello

En la nota que publicáramos el 8 de mayo de 2018, bajo el titulo Azul con Verde olivo, dábamos cuenta de una situación, que bajo el pretexto de la seguridad, lleno de zozobra los vecinos y vecinas de la barriada de Argüello. El despliegue policial y de gendarmes, lejos de garantizar la seguridad, lleno de temor a los habitantes de la zona.

Más allá de la intimidación a los mayores, le exigían documentos hasta para ir a comprar el pan, quienes más fueron impactado por el acto intimidatorio, fueron los niños y niñas.  

Equipos de extensión y cátedra de la FFyH-UNC, también expresaron, mediante un comunicado, su preocupación por este hecho.

Comunicado completo

Comunicado de equipos de extensión y cátedra de la FFyH-UNC (11/05/18)

Como equipos de extensión y cátedra de la Facultad de Filosofía y Humanidades, queremos expresar nuestra profunda preocupación por las situaciones generadas el día lunes 7 de mayo a partir del enorme despliegue y presencia de fuerzas policiales y de gendarmería en Argüello IPV (2 de Septiembre, Granja de Funes II, Villa Hermana Sierra y asentamientos populares de la zona), territorio donde desarrollamos un trabajo sociocomunitario con la escuela y la comunidad desde hace años.

Argüello IPV es una urbanización llevada a cabo por el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV, actual Dirección Provincial de la Vivienda) a finales de los ‘80 y principios de los ’90. La acción estatal estuvo dirigida a familias de clase media que respondían al perfil del beneficiario tipo del FONAVI (Fondo Nacional de la Vivienda), y familias de sectores populares que residían en distintos asentamientos de tipología villas (que fueron erradicadas de su localización y relocalizadas). Desde su inicio, el barrio y la zona poseen una fuerte estigmatización territorial asociada con lo “peligroso”, “inseguro”, “zona roja” o “caliente”, trayendo graves consecuencias hacia quienes allí habitan.

Luego del convenio firmado la semana pasada por Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad de la Nación) y el gobernador Juan Schiaretti, se intensificó el despliegue de operativos y controles arbitrarios en barrios populares de nuestra ciudad. Son numerosos los testimonios de madres y mujeres de jóvenes de Argüello IPV que dan cuenta del desconcierto, la angustia y el miedo que sienten en este momento:

“Siempre hay operativos y razzias en el barrio, pero nunca de esta magnitud, sobre que una se siente miserable en este contexto ahora tenemos miedo” / “La cantidad de policía del CAP y el ETER era impresionante, los vecinos tenían a los chicos adentro, la policía pasaba con las motos por las veredas, andaban en los patrulleros de a cuatro mostrando las armas” / “La policía tiene un criterio, la mirada hacia nosotros es que todos somos negros y chorros, nos sentimos más sofocados al tener el barrio todo rodeado” / “Se me hizo un nudo en la garganta, para mí nos vinieron a privar de muchas cosas, tengo miedo que me lo agarren a mi hijo, que me lo ensucien, que me lo maten” / “Nosotros tenemos mala prensa. Por eso hay que mostrar lo que somos y enfocarnos en lo que nos revaloriza. Ahora que se odia tanto tenemos que dar la vuelta. Argüello tiene que ser para cuidar a nuestros chiquitos…”

Es sabido que los medios de comunicación hegemónicos influyen en la manera de interpretar los hechos, viabilizan y naturalizan formas de dominación. Al construir selectivamente las acciones, sucesos, situaciones de la realidad, cristalizan visiones del mundo. En este caso, se ha abordado el tema haciendo foco en la idea de “inseguridad” para justificar este tipo de operativos policiales, estableciendo cierto binomio: de un lado, un estereotipo discriminatorio respecto de quienes viven en la zona (los “delincuentes”) y, por otro, el resto de la población cordobesa (las “víctimas”).

 Cuando los estigmas sociales y la sospecha de criminalización se transforman en algo profundo y estructural, las violencias cotidianas impactan en la construcción de identidades y subjetividades.

Por eso junto a la Mesa de organizaciones que trabajan en la zona, sostenemos que las políticas de seguridad no pasan por mayor presencia policial, sino por la ampliación de políticas sociales de inclusión que garanticen y resguarden los derechos de toda la población.

Lo que está sucediendo en contextos de pobreza urbana (el fuerte despliegue policial y el tratamiento realizan los medios de comunicación), se convierte hoy en una cuestión pública que demanda asumir un posicionamiento comprometido en torno al cuidado de los niños, niñas y jóvenes, contra el desamparo.

En este sentido, sentimos que nuestra responsabilidad desde la Universidad es contribuir a visibilizar y denunciar la vulneración de derechos, pero también acompañar y anunciar lo vital: el presente que se construye en espacios sostenidos cotidianamente por la escuela pública, las organizaciones sociales, las instituciones que traman el lazo social.

 Como colectivos y equipos que trabajan en un campo relacional muy sensible (en el cruce entre infancias, ciudadanía, territorio y escuela), en articulación con organizaciones sociales del barrio, invitamos a todos y todas a difundir y seguir apostando por el derecho de las infancias libres a las palabras, la fantasía, el juego, el arte, los sueños y los mundos posibles, en donde el habitar no sea irrumpido por la estigmatización y criminalización constante.

Seminario de Práctica Sociocomunitaria Des-tejiendo itinerarios de enseñanza en la escuela: formas narrativas, textos visuales, mundos culturales (ECE - Secretaría de Extensión).Seminario Contra-cartografías del neoliberalismo. Luchas y movimientos sociales en defensa de los territorios y la vida (Departamento de Geografía).Seminario de Organización Territorial I (Departamento de Geografía).

Facultad de Filosofía y Humanidades - Universidad Nacional de Córdoba.

Tel. de contacto: 351-156285267 (Carla) / 351-157071360 (Paula)

Compartir

Comentarios