13 de mayo de 2018

¡QUE FEO SE TE VE!

El gobierno de Cambiemos en su peor momento de aceptación, y los “opoficialistas” tratan de acomodar el cuerpo. Por Luis Aubrit

Las encuestas no le dan bien al gobierno. Las tarifas, corrida cambiaria y el acuerdo con el FMI, son un trago muy difícil de pasar. Solo un tercio de los encuestados, opina bien del gobierno, el resto desaprueba la gestión.

La percepción de que “Es un gobierno de ricos, para ricos” fue creciendo en la población y la imagen se fue desdibujando. Hoy, solo uno de cada tres, acepta las políticas del gobierno. El acuerdo con el FMI, supera ese porcentaje y ubica en el 77% de desaprobación.

En función de esta nueva realidad, los dirigentes de cambiemos o sus socios (el peronismo dialoguista, entre otros), comenzaron nuevas estrategias

La gobernadora de Buenos Aires, cayó 15 puntos en su imagen. Con esas cifras en la mano, Vidal decidió recalcular su estrategia. Ante una situación conflictiva, la gobernadora solía dar la cara y acompañar las posturas de Macri. Su figura le servía a Casa Rosada para mejorar su posición ante la sociedad. Sin embargo, ahora la mandataria eligió el perfil bajo. De hecho, redujo al mínimo su exposición pública en medios y en las redes sociales. Prácticamente, no se conoce su posición sobre el acuerdo con el FMI. Con las encuestas en la mano, Vidal especula y espera.

Para Bacman, “la esperanza de Cambiemos sigue existiendo en cuanto la oposición peronista se mantenga dividida. La mayor parte de la sociedad argentina es opositora y así se manifiesta desde la segmentación y se refrenda en la intención de voto. Sin embargo, de esta circunstancia se desprenden desafíos y oportunidades. Desde el punto de vista de las encuestas, el principal desafío es la búsqueda de la unidad y la construcción de un frente opositor. El dato más importante es el cambio de actitudes en el segmento de independientes, el fiel de la balanza, los que creyeron en lo que proponía Cambiemos y que hoy están muy enojados. La oportunidad la tiene la oposición. La pelota está en su cancha. Tendrá que encontrar en el mecanismo de la interna abierta un candidato que represente ese espíritu opositor que hoy percibimos en nuestro estudio”.

Por el lado del peronismo dialoguista, la figura a tener en cuenta es Juan Schiaretti. El gobernador cordobés, aspira a una reelección en el 19. En este sentido, trata de mantener una actitud de iniciativa política que lo mantenga en un delicado juego de “apoyar al macrismo y que no se note”, sin demasiado éxito hasta el momento. Mientras, lo que se consideran “presidenciables” de este sector, tratan de tener un perfil bajo. Por caso, podemos mencionar José Manuel De La Sota, el ex gobernador se llamó a silencio y deja que otros le hagan el juego.

Para el sector que nuclea a aquellos que solo usan los sellos del peronismo, pero no sus principios, el objetivo es evitar que el kirchnerismo tenga chances de ganar. Aun cuando eso signifique una nueva victoria de cambiemos, están dispuestos al “sacrificio” para eliminar ese “obstáculo”.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios