7 de junio de 2018

DÍA AGITADO

Mientras la CGT define o no el parro generale, el gobierno convocó a una reunión con los triunviros para desactivar la medida a horas del anuncio del acuerdo con el fondo.

Esta tarde, está pautada una reunión  de la dirección de la Confederación General del Trabajo para fijar las acciones a seguir.

Si tomamos nota de cómo va variando la convocatoria, está claro que intentan bajar la temperatura de la conflictividad. El gobierno, convocó a una reunión con la cúpula cegetista para “acordar” y desactivar el paro general que venía madurando.

Lo cierto, es que uno de los principales reclamos del pueblo, tiene que ver con el retorno de Argentina al FMI. Visto desde este punto, el conflicto debería agudizarse, ya que esta tarde se anuncia el acuerdo final con el organismo internacional de la usura.

De todos modos, lo que más debería preocuparnos de ese acuerdo, no es solo lo que se anuncie. Lo que verdaderamente asusta, es lo que no se dice y ni siquiera figura en la letra chica.

Ante la probable “agachada” del triunvirato, los sectores más activos del  sindicalismo, medirán fuerzas y representatividad  de cara a dirigir la protesta y aglutinar las voluntades de lucha de los trabajadores organizados.

En el medio de toda esta “mayonesa”, Moyano avivo el conflicto de camioneros y Patricia Bulrrich dice que va a reprimir la protesta de los trabajadores del volante.

Un escenario muy complejo se vislumbra en los próximos días en nuestro país.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios