13 de junio de 2018

COMO EN LA DICTADURA

En una foto de terror, la policía ingreso al colegio Nacional San Isidro y quiso desalojar la toma pacífica.

 “Se terminan los derechos” manifestó una policía a los padres que intentaban preservar a sus hijos e hijas.

El lamentablemente frecuente hecho de avasallamiento policial, ocurrió en el Nacional San Isidro. El centro de estudiantes, resolvió en asamblea realizar una toma y vigilia para acompañar el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo. Pero, los directivos llamaron a la policía para “Abortar” la medida.

Sin dudas, la expresión de una policía que ingresaba armada al establecimiento, pinta el nuevo paradigma de los derechos ciudadanos en los tiempos del macrismo. Con absoluta crudeza, les manifestó a las personas adultas que se llegaron a proteger al alumnado “se acabaron los derechos”. Allí, se produjeron forcejeos y agresiones a los padres del alumnado.

En un comunicado, la organización gremial de los estudiantes, explicó lo sucedido. “En el intento de ingresar nos encontramos con la negativa de directivos y ciertos docentes. Intentamos entrar de igual manera y en la discusión se genera una disputa violenta entre un padre y el portero y termino con el llamado a la policía”. “La policía entra al establecimiento sin una orden de allanamiento ni causa judicial. Entran a una institución con menores, armados, desafiando a los docentes, chicos y padres con su autoridad”, sostuvieron los estudiantes, que calificaron la intromisión policial como “inadmisible, negligente y nefasta”.

Además, denunciaron que la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, ordeno “cortar la luz, el agua y el gas para obstaculizar la vigilia”.

“Son todos padres del colegio. La policía en la escuela, esto es un desastre”, exclmaba una madre, en la puerta de la escuela. “No puede estar la Policía armada adentro de la escuela”, dijo otra. “Llévense esa escopeta, está lleno de adolescentes”, protestaron los adultos. En medio de la discusión con los padres, que pedían que se retiren los efectivos, una joven policía amenazó a los presentes y cortó el intercambio: “se terminan los derechos”.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios