El cuadro de la Selección rumbo a la final es muy duro: Francia, Uruguay, Portugal, Brasil, Bélgica y Japón... Las diferencias con el 2014.

Si a cualquier hincha de la Selección le hubieran preguntado hace un par de días en qué lado de la llave del Mundial preferiría estar a partir de los octavos, seguramente no habría elegido el fixture que tiene la Selección por delante. Pero las cosas se dieron como se dieron. El equipo de Sampaoli quedó segundo en el Grupo D y cayó en el costado más brado. El camino de los sueños hacia la final se vislumbra difícil. No imposible. ¿Cómo sería esa ruta?

El primer escollo será Francia, este sábado a la mañana. En caso de pasar, la Selección deberá medirse con Uruguay o Portugal en cuartos de final, un clásico del Río del Plata con todo lo que eso signficaría o la otra opción llegaría de la mano de Cristiano Ronaldo y un cara a cara con Leo Messi.

Llave Rusia.

Llave Rusia. Messi, la obsesión de los francesesDiego Macias estuvo en la sala de conferencia de prensa de France Footbal, la revista francesa que elegía el Balón de Oro, ganado cinco veces por Lionel. 

Es cierto que la eliminación de Alemania sacó a un gigante del posible camino, pero Brasil ganó su zona y ahí está preparada para fajarse con México. El ganador de este cruce se medirá en cuartos con el vencedor del duelo de Bélgica y Japón. 

Mirá también: El día a día de los octavos

Mirá también: Seis campeones en octavos

Mirá también: Así está la llave

Mirá también: ¡Sudamérica, al frente!

Si todo va bien ante Francia y luego frente a Portugal o Uruguay, luego habría que medirse con Brasil, México, Bélgica o Japón. Qué brava sería una semi ante los de Tite.

Minuto Selección, por Hernán ClausEquipo titular en la práctica, tips para enfrentar a Francia y la gran duda de Sampaoli ¿Llega Enzo Pérez?. Hernán Claus, enviado especial.

Esta situación contrasta con lo que vivió la Selección en Brasil 2014 y con la otra parte de la llave en la actual Copa del Mundo. Hace cuatro años, Suiza y aquella Bélgica no significaban previamente una amenaza tan marcada como ahora lo son Francia, Uruguay o Portugal (igual, hubo que sudar demasiado para llegar a la semifinal con Holanda).

En Rusia, el trayecto a la final hubiera sido distinto en caso de ganar el Grupo D. Porque de esa parte de la llave, sólo hay dos campeones mundiales: España e Inglaterra. Croacia hizo cartón lleno, mostró una innegable calidad y se transformó en una amenaza que deberá ratificar ante Dinamarca. Y después aparecen Suecia y Suiza, por lo que el potencial por acá es mucho menor que el de allá.

Y cuando decimos allá hablamos del camino de Argentina rumbo a una soñada final...

Compartir

Comentarios