Macri, fiel a su estilo de repartir culpas, dijo que “lo que pasa en el mundo no se puede controlar”

“Errar es humano, echarle la culpa a otros, es divino”. Lo que parece un dicho picaresco, para el gobierno es una máxima que aplica a rajatablas. En un acto en la ciudad chaqueña de Charata, Mauricio Macri, sostuvo los aciertos de este gobierno y culpo a la situación internacional de que las cosas no vayan bien.

Macri defendió hoy su gestión de Gobierno al sostener que "contra viento y marea" está haciendo "bien" las cosas para "sacar a la Argentina adelante" y aseguró que "hoy más que nunca" necesita que los argentinos "digan que estamos juntos". 

El jefe de Estado le pidió a dirigentes políticos, sindicales, empresarios y comunicadores que "en vez de pedir soluciones mágicas frente a la adversidad" digan cuál va a ser su aporte al camino que trazó el Gobierno de la alianza Cambiemos.

"En vez de pedir cosas que están fuera de nuestro alcance que cada uno diga desde su lugar qué va a hacer para ayudarnos a recorrer este camino, porque este es el camino", expresó Macri en un acto en la ciudad chaqueña de Charata

"Por supuesto que este camino tiene obstáculos que están más allá de las capacidades de los argentinos y de su Presidente. Lo que pasa en el mundo es algo que no podemos controlar", expresó el mandatario.
Señaló en ese sentido que si aumenta la tasa de interés en los Estados Unidos, si se reduce el crédito, si se duplica el precio del petróleo en un año y si el país registra una sequía, son cosas que su gobierno "no puede manejar"

Compartir

Comentarios