8 de agosto de 2018

ABORTO O LIBERTAD NEGADA

Por: luis A. Aubrit

En el senado no se discute el aborto, lo que se discute es la libertad de decidir y un estado que cuide esa decisión.

La ley de la interrupción voluntaria del embarazo, garantiza el derecho de las mujeres a abortar. Pero en realidad, nos es eso lo que está en juego porque  la decisión es individual y no será ni el estado, ni la conciencia, ni la persecución judicial quienes obliguen a modificar esa voluntad. Lo que está en juego, es si el estado garantiza y protege una acción que de todas maneras se llevara a cabo.

Lo que está en discusión, es de qué lado se para el estado y la sociedad.  Lo que está en debate, es si el estado garantiza el ejercicio de la libertad, sin que ese ejercicio le cueste la vida a cientos de mujeres, sobre todo, las más pobres.

Los sectores de la sociedad donde se producen más abortos, son los sectores medio y altos. Pero, donde más muertes por aborto se producen, es en los sectores económicamente  bajos. Esto, de por sí, marca una situación de injusticia social que no debería admitir ninguna discusión. Sin embargo, la hipocresía de una sociedad que se regodea en la criminalización de la pobreza, clama a los cuatro vientos “la defensa de la vida, de las dos vidas”. Aunque después, se los encarcele o se los mate por pobres.

Lo que se define hoy, es si la libertad alcanza a todas. Entonces, la lucha por esta ley, no es una lucha por el aborto, es una lucha por el poder  de elegir y que el estado y la sociedad lo garanticen. Es una lucha de todos, hombres y mujeres por igual, porque es una lucha por la libertad

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios