31 de agosto de 2018

EDUCANDO A LOS PALOS

Cuando terminaba la multitudinaria marcha por la educación pública, los muchachos de uniforme, se dieron el gusto de reprimir.

En un clásico de “La revolución de la alegría”, el capítulo de la represión no podía estar ausente en esta película. Aparecieron las famosas “capuchitas”, que no son otra cosa que servicios infiltrados para generar disturbios, y la policía salió de “cacería”, cuidando muy bien de no tocar a las cabezas de los disturbios. (Entre bomberos, no se pisan la manguera)

La revista Critica, informó de  cuatro detenidos y no hay registros de lesionados.

 

La diputada Mayra Mendoza, publicó en su cuenta de Twitter que uno de los detenidos es Matías Baglioni, de la Universidad Tecnológica Nacional.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios