2 de septiembre de 2018

UN MAQUILLAJE, EL MISMO RUMBO

Imagen: NA

Por: luis A. Aubrit

En un golpe de efecto, Mauricio Macri plantea reestructurar su gabinete y eliminar una docena de cargos jerárquicos del gobierno.

Luego de la reunión en la quinta de Olivos junto a la mesa chica de cambiemos, se tomaron algunas decisiones que debilitan la figura del hombre fuerte del gabinete, Marcos Peña.

Del conclave, que contó en primera instancia con la participación de María Eugenia Vidal, Rodríguez Larreta, Marcos Peña y Jaime duran Barba, se sumaron por la tarde Rogelio Frigerio y Emilio Monzó.

En un nuevo gesto de “ninguneo”, no fueron invitados a participar integrantes de la UCR. Mientras la mística Lilita Carrio, mantuvo comunicaciones permanente con Macri.

La reunión del sábado, giró en torno a  dos ejes, según trascendió de los propios participantes. Pulir las nuevas medidas económicas que se anunciaran el próximo lunes, por un lado, y maquillar  la gestión por otro.

Desde el Gobierno, manifestaron  que la reunión tenía por objetivo principal “retocar” detalles de las medidas que se lanzaran mañanas. Pero, con el correr de las horas, se fueron definiendo los “nuevos paradigmas” de gestión que implican la salida de algunos personajes del ejecutivo nacional. Entre los expulsados del círculo jerárquico, se encuentran Quintana y Lopetegui.

Las versiones que corrieron en los últimos días, a partir del descontrol del mercado, ponían en la mira de los cambios a Nicolás Dujovne y Marcos Peña. Pero, por distintos motivos, parece que mantendrán sus puestos. El jefe de gabinete, sigue gozando de la máxima confianza del presidente. El ministro de hacienda, es el encargado de cerrar los acuerdos con el FMI, por lo que parece improbable que abandone el timón de la economía argentina.

Los cambios que se barajan, dan cuenta de la transformación de varios ministerios en secretaria, y otros se fusionarían. Por caso, Modernización pasaría a la órbita de la jefatura de gabinete. Ciencia y tecnología, al igual que cultura, serian absorbidos por Educación; Ambiente, de Sergio Bergman, también pasaría bajo el Mando de Marcos Peña. Los ministerios de Seguridad y  el de Defensa, se integrarían, a partir del nuevo paradigma de seguridad interior y la nueva hipótesis de enemigo interno que intenta construir el gobierno.

Si bien las confirmaciones dependen de las reuniones con nuevos actores que se desarrollaran durante todo el domingo, Por caso algunos dirigentes de la UCR, ese sería el nuevo esquema de gestión.

En cuanto al paquete de medidas económicas que se anunciaría el lunes, la disminución del gasto fiscal y el aumento de la recaudación, son dos medidas que generaran nuevas reacciones. En el primer caso, reducción del déficit, el peligro de profundizar los despidos en el estado y aumentar los recortes a áreas sensibles para la sociedad, se dan por seguro.

El caso de la recaudación, es un poco más complejo para el gobierno. Las chances de seguir saqueando al pueblo, siempre están disponibles sin importar el daño que cause. Pero, recaudar más a partir de los sectores concentrados de la economía, parece un poco más difícil.

Seguramente, el próximo lunes se develaran los misterios. Pero, por la filosofía del gobierno y las exigencias del FMI, es impensado que haya algún alivio para los sectores populares que seguiremos  pagando con nuestro sufrimiento la acumulación sanguinaria de riquezas de la clase dominante

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios