22 de octubre de 2018

LOS DISCÍPULOS DE GOEBBELS

Por: luis A. Aubrit

Desde los medios hegemónicos se desarrollan campañas siguiendo al pie de la letra los 11 principios de la propaganda nazi.

1.- Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo.

 Esto es parte de lo que comenzó a desarrollar el grupo Clarín y sus medios asociados desde 2008.  Ante la imposibilidad de que la primera gran crisis internacional de este siglo “se llevara puesto” al gobierno de CFK por el diseño de ingeniería económica que se había implementado en el país, vieron la necesidad de asociar a todo lo que signifique popular con algo malo. Para ello, aplicaron  el concepto de populismo como un calificativo agraviante contrario a “la gente de bien”. La definición de populismo, refiere a una filosofía política que promueve los derechos y el poder del pueblo en su lucha contra una élite privilegiada. Ante esto, los grupos concentrados, mediante la hegemonía en la comunicación, desarrollaron un solo enemigo: el populismo.

Pero este concepto en sí mismo, por ser bastante abstracto, no contenía implícito un enemigo único. Y lo que es más grave para la propaganda, no se podía simbolizar como único. El populismo, es en si mismo un concepto que globaliza todo lo que está por fuera de las elite dominantes. Ese universo, es demasiado grande para que sea efectivo el ataque. La pregunta que surgió, es quienes representaban con mayor claridad la promoción de derechos en ese momento: “El Kirchnerismo”, “los K”. Hasta la letra parecía ser favorable a esa estrategia. A partir de entonces, comenzó una campaña para asociar todo lo malo con el kirchnerismo. Y en esto, no importaba que esa transferencia de derechos viniera de una raíz histórica como el peronismo. De hecho, había que desvincular a “los K” con el peronismo porque servía para debilitar las potencialidades del enemigo.

Ahora, está claro que el Kirchnerismo, no es el único enemigo de los grupos dominantes. ¿Cómo manejar esa situación?: Por el segundo principio del método de contagio.

2.- Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

A todos se les agrupa bajo una misma categoría: populistas. ¿Qué se consigue con esto en la propaganda? Pues que también simplificas mucho el mensaje. No hay que dar más explicaciones, luego se les hace a todos igual, y por lo tanto se les combate a todos igual. Recordemos que se construyó el concepto de populismo asociado a kirchnerismo. Por lo tanto, todo aquel que exprese, de una manera u otra, la devolución de derechos, es populista porque es  “K”, o tiene negocios con los kirchnerista

3.- Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.

Aquí podemos dar un claro ejemplo: Los bolsos de López o los cuadernos de Centeno. El tratamiento de estos temas, son el mejor ejemplo de este principio. Quedo demostrado que una buena parte del dinero de los famosos bolso, provenía de las empresas de Macri, y seguramente el resto, de otras empresas “amigas” del poder concentrado. Pero, en el tratamiento del tema, se oculta esta situación y se ataca a la supuesta corrupción “K”.

4.- Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

Volvamos a los bolsos de López, en el tratamiento periodístico de los sicarios del poder concentrado, se construyó la figura de que los bolsos fueron arrojados por la tapia del convento para dar una peor imagen al hecho. En realidad, la situación fue menos grave que la publicación de los “panamá Papers”. En términos temporales, fueron coincidentes. Abril de 2016, se conocieron los papeles de panamá y dos meses después lo de López. Lo que distingue a uno y otro suceso, fue el tratamiento mediático que se dio. Esto, es un claro ejemplo del principio  de Goebbles.

5.- Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.

Otro aspecto distintivo de la estrategia mediática, tiene que ver con este principio. Uno podría suponer que el tratamiento que se le dio la situación de los bolsos, fue mayoritariamente de tipo periodístico informativo. Pero no, donde mas impacto tuvo el tema, fue en los programas de entretenimiento o magazine. El diario de Mariana y los programas de chimentos, es donde más se insistió con el tema. Lógicamente, el tratamiento que se les dio fue bastante “vulgar y sloganista” para no construir análisis, solo “lugares comunes”.

6.- Principio de orquestación. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

Esto, es lo que sucedió con el ejemplo que analizamos: Todo el tiempo se marcaba el concepto de que López tiro los bolsos y que era un funcionario K. El análisis de la procedencia del dinero, nunca estuvo “bajo la lupa”. Lo que importaba era construir la idea de que la corrupción, es patrimonio del populismo, y por añadidura, del kirchnerismo

7.- Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

Este punto, se demuestra por si solo. Si hacemos un ejercicio de memoria, recordaremos el caso de “las cuentas de Máximo y Garre” en el exterior. Se dio una gran publicidad a supuestas cuentas ocultas de los kirchneristas en el exterior: La ruta del dinero K, aunque se comprobó que nunca existió, cuando salió a luz la inexistencia de dichas cuentas, la opinión publica estaba en otra opereta y nunca registro el hecho de la mentira que se difundio.

8.- Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.

Justamente, el ejemplo anterior, calza perfecto en este principio. Daniel Santoro, periodista de la nación, fue quien publicó la noticia de “las cuentas de Máximo Y Nilda Garre”. En la nota, hace referencia a una revista de escasa circulación en Brasil como fuente. También alude  “a informaciones de un especialista americano en investigaciones financieras” y desarrolla detalles falsos para darle un tinte de “verosimilitud”. Más allá que el propio Santoro desmintió tres años después la información que él había dado, el foco de atención ya estaba puesto en nuevas informaciones falsas.

9.- Principio de la silenciación. Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

Cumpliendo con el principio 9 de Goebbles, la publicación de desmentida del ejemplo anterior, se hizo de manera marginal y no fue replicada por los medios aliados al poder.

10.- Principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

El mejor ejemplo de esta práctica, es el concepto de corrupción. Todos recordaran el slogan que se intentó instalar sobre que los ricos no roban. Esto, está arraigado en el inconsciente colectivo desde siempre (mérito de la oligarquía). Ergo, quienes roban, son los pobres o quienes representan sus intereses. Lo que hace más fácil introducir y asociar el concepto de la corrupción con el populismo.

11.- Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

La construcción de la idea que el sentido común es el correcto, tiene la ventaja que se asienta en la “pereza intelectual” natural de los seres humanos. A partir de allí, se pueden enumerar un sinnúmero de conceptos que favorecen la desigualdad y mantienen el “Status Quo”. Objetivo último de la aplicación de los principios comunicacionales del nazismo por parte de las clases dominantes

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios