7 de noviembre de 2018

BONIFICANDO LA TRAICIÓN

Por: luis A. Aubrit

La cúpula de la CGT, comenzó a recular con el paro de 36 horas que había anunciado acordando un “bono” de fin de año.

En un nuevo acto de entrega de la dignidad de los trabajadores, la CGT acordó un bono de hasta 5.000 pesos a pagar en 2 veces. Serán $2500 en noviembre y $2500 en enero y estudia desactivar la medida de fuerza de 36 horas para noviembre. La medida, según la cúpula sindical, tiene carácter de obligatorio para el sector privado, mientras que no es vinculante para el sector público.

Los dos triunviros de la CGT, Carlos Acuña y Rodolfo Daer, señalaron que "el paro no está declarado" y agregaron que   volver a reunirse en los próximos días para terminar de definir los bonos.

"Fue una muy buena reunión, se avanzó bastante en ver la posibilidad de un bono que recomponga parcialmente el salario de los trabajadores", indicó Gustavo Weiss, titular de la Cámara de la Construcción.

Mientras, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, en un comunicado, contradijo a los sindicalistas y  aseguró, que ese monto no es obligatorio y que la cifra representa el tope máximo del monto conversado. Es más, Sica considera que está a un tris de lograr que el paro general, que la CGT tiene en carpeta, se suspenda pero eso se definirá recién el próximo jueves. Además, el propio ministro, ratificó que el monto es el máximo y que es solo obligatorio para los privados

No es descabellado el planteo de Dante Sica, ya que varios dirigentes gremiales se encargaron de “recordar” que el paro no estaba definido.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios