17 de mayo de 2018

DESDE LAS ENTRAÑAS

Una reflexión visceral, de Juan Schneiter con mucho de razón y avalada por la historia.

Nuestra historia, está plagada de héroes anónimos, de aquellos que marchaban a pie desde las fábricas para enfrentar a sus verdugos. La dignidad era el mástil y la conciencia de clase su bandera

Así, se construyeron épicas jornadas de lucha por los derechos pisoteados. Así fueron pariendo el “Cordobazo” y el “viborazo”  y las organizaciones y militantes, que equivocados o no, imaginaron un futuro venturoso para todos y todas.

Para quienes juzgan con liviandad las acciones y no los sueños, hay treinta mil razones que avalan esa idea de una patria más justa.

Hoy, a la distancia, hay quienes siguen teniendo esas banderas. Pero, hay quienes las hicieron jirones. Unos y otros, siempre quedan expuestos cuando el dialogo es “desde Las Entrañas”

CARTA DE UN MEMORIOSO

Ricardo Sosa, ministro de Juan Schiaretti, fue un militante popular. Hoy, se pasó al otro lado y Juan Carlos Schneiter, lo desenmascara.

Carta al Ministro de Obras Publicas Ricardo Sosa:
Desde las Entrañas

"Chauchi", me cuesta llamarte así, pues suena como una cercanía afectiva, que no lo es, seguramente lo que te diga te suene como una catarsis producto de la impotencia,... lo es.
Finalizando los 60 fuimos compañeros en Integralismo primero, luego en el Peronismo de Base y finalmente en los inicios de la construcción de la opción armada, vos presumiendo de formación marxista como que se dice hoy "menos populista",te enrolaste en lo que era las FAP, nosotros que sin aceptar a Peron como conducción estratégica, sino, como parte importante dentro del fenómeno del peronismo, lo caracterizamos como punto de partida y no de llegada, la cual denominábamos "La Patria Socialista" construimos lo que se llamó "La Columna Sur de Montoneros" luego columna Sabino Navarro,(fines de septiembre del 70),... atrás había quedado la última operación firmada como FAP, (el rescate de un camión de SANCOR y la distribución de los lacteos en las Violetas.
Como parte de la lucha de ideas internas, vos ordenaste a la parte operativa pintar carteles en los paredones del ferrocarril "Dante Schiaretti traidor", con la bajeza que te caracterizara en el futuro, con la idea de pegarle al Gringo (su hijo), Es una lástima que no hayas tenido la oportunidad de escucharlo a Dante las consecuencias del "Plan Conintes", quizás hoy te hubieras disuadido de aplicar este nuevo Conintes con los obreros cordobeses.
Sabes Chauchi, todavía queda en mi retina la imagen de Olmedo destrozado por las certeras balas policiales en lo que se llamó "El Combate de Ferreyra", es verdaderamente una lástima que no hayas podido ver el cuerpo acribillado de tu cumpa de Obras sanitarias Peressini,(que operaba de contencion) en posición de combate y con arma vaciada,.... a veces para ver, hay que estar no?.. ¿te acordaras al menos porque fue el combate? fue precisamente porque nuestras organizaciones FAR,FAP y Montoneros pretendíamos detener a uno de los Gerentes de la Fiat, para apoyar los reclamos de sus obreros, los mismos que están haciendo los de Luz y Fuerza, los Bancarios, los de Ciencia y Técnica etc. Te pregunto Chauchi ¿Hoy a quien pensas que deberíamos detener para canjearlos por el respeto de los reclamos de nuestros queridos sindicatos?
Supongo que sería una felonía de mi parte que te preguntara de qué pensarían de tus conductas, Salattin si no hubiese sido destruido su cuerpo por un explosivo o la Mona arrastrándose sosteniendo sus vísceras que salían de su cuerpo junto a su vida. ¿Distante no?
Chauchi, es común que se te trate de traidor, para nada pienso que es así, te explico,.. en el 74 Montoneros condeno a Orueta al fusilamiento por traidor, cuando lo estaban por ejecutar, el saco de su bolsillo una identificación mostrando que no lo era,... que era miembro del servicio de Inteligencia del Ejército, a veces pienso que en cualquier momento sacaras una credencial que digas que perteneces al FMI.
Ricardo a pesar de todo te respeto, sé que sos peligroso, que si podes planificar la destrucción de organizaciones Obreras, te es relativamente fácil destruir a quien te interpele, claro que no vos, sino tus sicarios, este reconocimiento, en verdad es en mí una autovaloración, lo que se dice autoestima, pues me rijo por lo que dijo Nietsche,(no estoy seguro) "venerate en tu enemigo".
Te cuento algo, una médica del Hospital militar que atendía militares internados, muchos de ellos genocidas, tenían terror a la muerte, pues temían encontrarse en el más allá con sus víctimas, quizás sea una suerte para vos si es que sos ATEO.
Siempre soñé que mis hijos y mis nietos serian luchadores por un Mundo de iguales, pero te aseguro que es una pesadilla que sus enemigos fueran mis antiguos compañeros.
¿Llegara el día en que los pueblos juzguen a sus verdugos?

Carta de Juan Schneiter

Introduccion de Luis Aubrit

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios