20 de mayo de 2018

BOLÍVAR VOTA POR MADURO

Los movimientos populares del mundo, tienen puesta su mirada y su corazón en Venezuela. Por Luis Aubrit.

El punto de inflexión en la revolución triunfante del siglo veinte en  América latina, sin lugar a dudas, fue  el asalto del cuartes Moncada. Desde el 26 de julio de 1953, se plantó una bandera de la resistencia y la victoria que funcionó como un faro que marcó el camino de las generaciones contemporáneas. Hoy, el 20 M en Venezuela, funciona como el nuevo faro que marcará rumbos en los pueblos.

Agredido por el imperio y sus lacayos (como los gobiernos argentinos y brasileros) Venezuela, se lanza digna al puro juego del respeto a la voluntad popular. Oligarquías de todas las latitudes, agreden, sabotean y difaman la revolución que soñó Bolívar, gesto Chaves, cría Maduro y protege un pueblo empoderado.

Conscientes de la hora histórica y de la magnitud de los enemigos, el pueblo venezolano, salió a apoyar el proceso electoral. Con madurez y voluntad transformadora, la mayoría de las veinte millones de personas habilitadas para votar, gritan #Venezueladecide.

Aquí, en el extremo sur del continente, los corazones populares, laten al ritmo de sus hermanos y hermanas  de Venezuela. Es una línea de defensa que  tiene que resistir, para que la participación democrática y el derecho a elegir tengan algún sentido.

El gobierno de Mauricio Macri, se convirtió en la avanzada hispanoparlante del imperialismo neoliberal. El deterioro constante de su imagen, por las políticas de transferencia de recursos,  se profundizó a partir del acuerdo con el FMI. Conscientes de ello, los hombres y mujeres que saquean el país desde el gobierno, necesitan descargar y dirigir el odio en la pesada herencia, hacia adentro y en la revolución bolivariana hacia afuera.  

Macri se sabe con suficiente injerencia el Grupo de Lima, (lacayos incondicionales de Washington) y quiere jugar como promotor en  ampliar al máximo el bloqueo comercial-financiero al gobierno de Nicolás Maduro y al pueblo venezolano. La agresión del presidente argentino a Venezuela es constante y sistemática. Desde la visita del l vice de EE.UU. Mike Pence, comenzó un camino de agresión e injerencia en los asuntos venezolanos.

Macri, no solo quiere profundizar el bloqueo, también está dispuesto a tener un papel más agresivo participando con tropas si el imperio decide atacar militarmente como viene pergeñando el Comando Sur estadounidense.

El pueblo argentino, tiene un papel destacado en la defensa de la libertad y la democracia en Venezuela. Debemos expresar con contundencia nuestro rechazo a “cualquier tipo de injerencia sobre los asuntos internos venezolanos,  recreando nuestras mejores tradiciones en política exterior.

Hoy, es nuestra obligación, defender el proceso electoral venezolano. No solo por solidaridad con los pueblos que luchan contra el imperio,  si no también, por autodefensa.

#VenezuelaDecide

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios