21 de junio de 2018

CON CARA DE ESTATUA

El superministro, Nicolas Dujovne, reconoció una inflación del 27 % y anticipo “meses difíciles”.

Mientras los funcionarios del gobierno siguen acumulando grandes ganancias de manera “non santa” y se siguen descubriendo cuentas offshore de cambiemos, Nicolas Dujovne, sigue negando la inflación real y continua con la línea de culpar al kirchnerismo.

El ministro de Hacienda volvió a defender el acuerdo del FMI, destacó la calificación que le puso Margan Stanley a la Argentina como “país emergente” y se refirió al tipo de cambios que quiere el gobierno.

"Esto significa volver después de diez años a un lugar del que la Argentina se había ido sólo por la aplicación de malas políticas", agregó con su monocorde costumbre de echarle la culpa al kirchnerismo.

"El acuerdo con el Fondo es el más grande de su historia con fondos desembolsables, lo cual demuestra el respaldo de la comunidad internacional a la Argentina, porque han apoyado todos los países importantes del mundo", sentencio con absoluta indolencia.

En relación al precio del dólar, dijo: "No lo puedo pronosticar. Y esa es una tarea del Banco Central, pero lo que es cómodo para nosotros es un tipo de cambio flotante”.

“El tipo de cambio a fin de año debería ser el mismo que tenemos hoy”, sostuvo sin que se le moviera un musculo de la cara. Posteriormente, admitió que “la previsión de la inflación puede estar en un 27 por ciento”.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios