23 de junio de 2018

EL LONKO LEVANTO LA HUELGA DE HAMBRE

Después que las autoridades accedieran a autorizar la celebración del año nuevo mapuche, Facundo Jones Huala, levanto la medida que casi termina con su vida.

El preso político en Esquel con pedido de extradición a Chile, Facundo Jone Huala, levantó hoy la huelga de hambre que mantenía desde hace 23 días, luego de llegar a un acuerdo con las autoridades penitenciarias para celebrar el lunes el año nuevo mapuche en la cárcel.

"Le hemos torcido el brazo con la lucha a una parte del poder", aseguró el lonko en un mensaje que se difundió hoy.

El mensaje del lonko:

Hola a todos lo peñi, los lamien, simpatizantes de otros pueblos, todos los que puedan escuchar. Agradecer toda la movilización, palabras y aliento que me han hecho llegar. Y agradecer también a nuestros espíritus y antepasados que me han dado esta fortaleza y hacen posible que podamos concretar tantas metas duras que tenemos y superar tantos obstáculos.

El motivo de esta comunicación refiere a la necesidad de darles a conocer que he decidido suspender momentáneamente al menos la huelga de hambre, debido a una serie de conversaciones con parte aquí del SPF, donde se habrían logrado algunas de las demandas que teníamos. Esto hay que entenderlo como una victoria colectiva, principalmente de las comunidades y los pueblos mapuches movilizados y organizados, como una pequeña batalla ganada en esta gran confrontación histórica y milenaria contra los Estados opresores y el sistema capitalista. No hay que cesar las movilizaciones. El Machi Celestino sigue en huelga de hambre. Tenemos más presos políticos mapuches. Tenemos nuestra gente perseguida en ambos lados de la cordillera buscados por las fuerzas represivas del Estado opresor. Se acerca otra fecha más del asesinato del weichafe Rafael Nahuel. De esta maldita prisión política. Como también del asesinato de Estado del compañero Santiago Maldonado en la comunidad en resistencia de Cushamen. Por eso no hay que cesar las movilizaciones. Porque además Benetton sigue en nuestra tierra. Lewis sigue en nuestra tierra. Y todos estos malditos capitalistas siguen oprimiéndonos. Siguen en nuestra tierra llegando mineras, petroleras, hidroeléctricas y forestales y todas esas empresas que destruyen y contaminan. Entonces, un abrazo grande y cálido a todos. Los invito que el 24 y el 25 vamos a compartir acá afuera una gran fiesta mapuche ya terminando todos en sus comunidades en las zonas rurales festejando en estos días. En Cushamen ya estuvieron haciendo y ahora el 24 y el 25 se va a hacer acá. Invitando ahí a compartir, a conversar, a hablar con nuestros espíritus y antepasados y también a hablar entre las personas, tanto mapuches de la zona, todos los que quieran acercarse y puedan llegar también entendiendo el factor climático de este tiempo y la gran crisis económica que hay en el país y en la provincia, para acercarse a conversar y que pueda ser también un espacio de conversación intercultural entre distintos pueblos. Queremos invitar a toda la gente consiente y solidaria a poder conversar un poco sobre la situación del pueblo mapuche y las comunidades de la zona para compartir.

Le hemos torcido el brazo con la lucha a una parte del poder. Si bien no lo hemos derrotado realmente yo creo que esto es un hecho histórico y es un golpe fuerte al sistema que va a quedar marcado de por vida. Me parece que esto es lo importante de rescatar y seguir avanzando a pesar de todas las internas, de todas las discusiones y malentendidos que podemos tener a veces entre mismos, entre comunidades, entre organizaciones del mismo movimiento. Nadie puede negar a esta altura del partido como sigue creciendo este movimiento político filosófico mapuche. El movimiento mapuche autónomo en Puel Mapu con su propuesta se sigue expandiendo en las comunidades y en las mentes de los mapuches. Sigue despertando conciencias y se viene sumando gente a la lucha en esa línea política. Esa línea política que fue consensuada por mucha gente, por comunidades, por muchos peñi y lamieñ en varios momentos históricos, plasmado en documentos y comunicados donde se fueron estableciendo las líneas políticas de este movimiento. Lo importante es que todos los que somos parte de este movimiento seamos consecuentes con él. Ser consecuente con el movimiento es ser consecuente con la línea política que han forjado comunidades de distintas generaciones: ancianos, jóvenes, autoridades ancestrales, para un futuro mejor para todos. Mi palabra es darles mucho newen a todos. Seguir luchando acá contra la opresión, contra el capitalismo, más allá de toda coyuntura, más allá de quién esté en el poder en el momento, lo importante es que podamos reconstruir nuestro mundo, recuperar nuestras tierras, nuestra identidad, nuestra fortaleza, querernos como nos merecemos entre mapuche. Querernos porque somos hermanos. Dejarnos de pelear entre nosotros y dirigir la bronca a nuestro verdadero enemigo que es el gringo capitalista, el opresor, el que nos roba, el que nos usurpa, el que nos asesina; ese es nuestros enemigo, no nuestros hermanos, no nuestra gente, no nuestras comunidades. Basta ya de eso. Ese es nuestro enemigo: el capitalista y el que defiende al capitalista. Entonces los invito a que sigamos amando tan profundamente a nuestra tierra y a nuestro pueblo, y defendiendo a nuestra gente, a nuestras autoridades, a nuestros niños, nuestros ancianos, a nuestro pueblo entero. Si nosotros no logramos levantar esta lucha de este pueblo y vencer en estas generaciones que están ahora, lamentablemente en un par de años más el pueblo mapuche se va a extinguir. No vamos a tener más acciones con los mapudungun y si nosotros no aprendemos va a ser tarde. No vamos a tener más tierras productivas porque van estar todas arrasadas y contaminadas, y seguramente militarizadas; por eso tenemos que evitar que entre más petroleras, mineras, y echar a las que ya están. Como también recuperar tierras para poder trabajar y vivir de nuestros propio esfuerzo sin depender de nadie; sin que venga ningún Estado ni nadie a tirarnos favores ni deberle favores a nadie. Tenemos que ser un pueblo libre, independiente, autónomo, autogestivo. Eso es un poco lo que hay que seguir recalcando. La lucha no es por mí, es por todos, es por nuestro pueblo. Más allá de la autoridad que me haya tocado ser, yo sigo siendo un combatiente más de la lucha mapuche. Un obrero más de esta lucha de reconstrucción. Eso es lo que uno es. Y ojalá que todos desde ahí podamos entender que la autoridad más grande que tenemos es nuestro pueblo y la dignidad de los que vendrán.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios