10 de noviembre de 2018

¡BONITO FEO!

El bono, por lo que la cúpula de la CGT intenta entregar la lucha del movimiento obrero, es una limosna. Otra traición barata

Se conocieron algunos de los puntos que contendrá el decreto de Mauricio Macri oficializando el bono acordado con la central sindical que comandan Daher y Acuña.

El anuncio de un bono para paliar la pérdida del salario, es una trampa que termina siendo un “bono para empresarios”. Amén de los sectores que quedan excluidos como trabajadores públicos, el agro y el servicio doméstico, las empresas podrán disminuir el monto, aumentar el número de cuotas o descontarlo de futuras paritarias e incentivos otorgados.

Lo que parecía ser una “flojera” de la cúpula sindical, es una verdadera entrega de los “gordos” al poder concentrado de cambiemos y sus socios.

Según publicó el diario Ámbito Financiero, que el anunciado bono de 5000 pesos (a pagarse en dos cuotas, una en diciembre y otra en febrero) no será obligatorio y las empresas "en crisis o declinación productiva" podrán bajar la cifra a pagar a gusto y piacere, además de que podrán estirar la cantidad de cuotas en las que consideren necesarias.

Asimismo, el bono podrá ser pagado a cuenta o considerarse como pagado si es que en las paritarias se había acordado cláusula de revisión y podrá incluirse al bonito en el monto ya pagado en la "cláusula gatillo".

También el decreto dispone que las empresas que ya otorgaron "unilateralmente" otros incrementos podrán no pagar el bono. 

Si bien se sabía, el decreto puntualiza que el bono no será remunerativo y queno están comprendidos en su beneficio los trabajadores del sector público nacional, provincial y municipal, además de los empleados del agro (otro guiño a favor del campo) y las casas particulares.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios