17 de noviembre de 2018

BURDO INTENTO DE ESPIONAJE A CFK

Por: luis A. Aubrit

Con un operativo digno del “Super Agente 86”, intentaron establecer un sistema de vigilancia a la senadora Cristina Fernández de Kirchner.

La ex presidente reveló que "dos personas sin identificación alguna intentaron colocar 3 cámaras y un domo en la esquina" de su propiedad del barrio porteño de Recoleta. Además, cargó duramente contra el juez Claudio Bonadio.

Este viernes, cerca de las 20,  Cristina Fernández de Kirchner denunció a través de su cuenta en la red social Twitter, un  nuevo intento de espionaje a su casa.

La ex presidenta de la Nación y actual senadora, contó que  el pasado jueves "por la mañana dos personas sin identificación alguna intentaron colocar 3 cámaras y un domo en la esquina de mi casa, aquí en Buenos Aires. Personal de la policía federal que integra la custodia advirtió esta situación y les consultó qué tipo de tareas estaban realizando".

"Les dijeron que eran empleados de la empresa Donaide S.A e iban a colocar estas cámaras por disposición del Ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, no contaban con ninguna documentación que acreditara tales circunstancias".

"Luego de identificarse recibieron un llamado, se subieron a su camioneta (sin inscripción alguna de la empresa a la que decían pertenecer) y se fueron. Raro, no?", denunció la principal referente de la oposición y una de las figuras más acosadas por el sistema neoliberal en nuestro país.

En tanto, explicó que "en el día de hoy (viernes), el jefe de la custodia se presentó en el Centro de Recepción de Denuncia de la Policía Federal para exigir que se investigara  este hecho. El personal de ese centro tomó contacto con el juzgado de turno. ¿A que no adivinan quién estaba de turno? Bingo… Bonadío".

"¿Y a que no adivinan qué hizo Bonadío? Bingo… NADA. La Secretaria del juzgado, Carolina Lores Arnaiz, ordenó desestimar la denuncia y no iniciar ningún tipo de investigación por estos hechos. Ahora bien, yo me pregunto...", indicó fiel a su estilo.

Por último se preguntó: "¿Quiénes eran estas personas? ¿Quién las mandó? ¿Hasta cuándo me van a seguir espiando? ¿Por qué Bonadío decidió no tomar la denuncia? ¿Está encubriendo a alguien? El gobierno es responsable y tiene que terminar con el espionaje, una práctica habitual del macrismo, la persecución y el hostigamiento a los opositores"

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios