12 de diciembre de 2018

JORGE GLAS ESPINEL EN HUELGA DE HAMBRE

Por: luis A. Aubrit

El depuesto vicepresidente de Ecuador, comunicó mediante una carta su decisión de iniciar una huelga de hambre por tiempo indefinido.

Otro de los presos políticos del progresismo latinoamericano, Jorge Glas, depuesto por el traidor al voto popular Lenin Moreno, inicio una huelga de hambre llamando al mundo para que vea lo que ocurre en su país.

“Lamento mucho el dolor que causo a mi familia con esta decisión, pero hay causas por las que vale la pena morir” explícito en su carta.

El ex vicepresidente, fue desplazado con maniobras judiciales para que no se oponga al proceso de entrega al poder concentrado que lleva adelante el presidente Lenin Moreno. Glas, al igual que Correa y otros líderes populares, sufre un proceso de persecución política al más puro estilo dictatorial.

Texto de la carta

Ciudadanos del mundo,

Soy un preso político. Por el odio sin límites me han trasladado de cárcel sin motivo, sólo por humillarme, sólo por venganza. Mi vida corre peligro.

Alguien en el mundo debe hacer algo, la Santa Sede, la ONU, la OEA, la Corte Interamericana, la Corte de la Haya, Juristas del mundo, Organismos de defensa de los derechos humanos. La judicialización de la política debe ser considerada un delito de lesa humanidad. Usan delitos como la asociación ilícita, para sentenciar sin pruebas, para que entidades y juristas del mundo vengan a Ecuador a ver lo que pasa, un país con un Contralor sin nombramiento, Fiscal “encargado” designado a dedo, un Consejo de la Judicatura puesto a dedo. Pido al mundo que venga a revisar mi caso, el de Rafael Correa y otros compañeros. Alguien debe parar esta carnicería política. Me declaro en huelga de hambre indefinida, hasta que vengan a ver lo que pasa en Ecuador. ¡Paren la carnicería política! El mundo no puede ser indolente a la persecución política contra todo líder progresista en Latinoamérica.

¡Ya Basta!

Lo hago por mí, y por mis compañeros. Este es un grito al mundo. Soy una persona, tengo familia, están violando todos mis derechos humanos. Lamento mucho el dolor que causo a mi familia con esta decisión, pero hay causas por las que vale la pena morir.

¡Hasta la victoria siempre!

Jorge Glas Espinel

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios