23 de enero de 2019

YANKEES ¡GO HOME!

Por: luis A. Aubrit

El gobierno democrático de Venezuela, rompió relaciones diplomáticas con el imperio que lo agrede.

En medio de marchas y contra marchas del pueblo y la derecha venezolana, Nicolás Maduro, Presidente electo democráticamente de la República Bolivariana de Venezuela, recibió el apoyo y reconocimiento de una gran cantidad de países, entre ellos, el de Rusia y Turquia.

El propio Maduro, ante miles de venezolanos y venezolanas que se congregaron en torno al Palacio de Miraflores, agradeció “las muestras de respeto y solidaridad con el proceso democrático venezolano por parte de Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdoğan, en estas difíciles horas de agresión imperial”. Mientras toda la derecha continental se encolumna tras el intento de derrocamiento de Donald Trump y la derecha cipaya venezolana, lo gobiernos populares del mundo expresan su apoyo a Maduro y la revolución bolivariana. Por caso, el gobierno mexicano, anuncio que “no reconocerá a ningún otro que quien fue elegido democráticamente, Nicolás Maduro”

Estados Unidos promovió y apoyo la autoproclamación del diputado venezolano Juan Guaidó como “presidente encargado”, fiel a su costumbre de violentar los procesos democráticos que no obedecen a sus dictados. Sin dudas, la apetencia del imperio del norte para apoderarse del oro, el petróleo y el gas venezolano, es el principal interés del gobierno estadounidense.

 “Lo he denunciado antes y lo denuncio ahora, el Gobierno de Estados Unidos lleva un plan para imponer un Gobierno títere en Venezuela”, remarcó Maduro y agregó “yo, no estudie en la escuela de las Américas, donde se formaron los dictadores que los Estados Unidos, lanzaron al mundo” para recordar los diferentes golpes de estado que se promueven desde Washington.

El jefe de Estado instó al pueblo venezolano para “defender la paz, que le digamos no a la guarimba, no a la violencia, no al golpismo”.

En otro tramo de su discurso, desde el balcón del Palacio de Miraflores y  ante una multitud de simpatizantes, el mandatario le dio 72 horas al equipo diplomático de norteamericano para que abandone el país, anunciando de esta manera “la ruptura de las deterioradas relaciones diplomáticas con la administración de Doanld Trump.

Sin dudas que la crisis que vive Venezuela, no está circunscripta a ese país. Las implicancias se desparraman por el mundo, y fundamentalmente, por Latinoamérica. Mientras que presidentes verdaderamente populares, reconocen en Maduro la expresión popular, los personeros de la derecha, también tomaron partido abiertamente.  Urtubey y Massa se expresaron en sus cuentas de twitter, apoyando al usurpador  Juan Guaidó.  

De que lado esta cada uno

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios