5 de marzo de 2019

OTRO FEMICIDIO

Por: Redacción de Tinku Comunicaciones

El cuerpo de una joven de 20 años, desaparecida desde el jueves, fue encontrado con claros signos de violencia.

Fiorella Aghem tenía 20 años y estaba desparecida desde el jueves a la noche, cuando no regresó a su casa y sus familiares decidieron radicar la correspondiente denuncia.
En la exposición policial hecha ante la Comisaría Segunda de San Vicente, los familiares de Fiorella señalaron desde un principio un dato elevó el nivel de alerta: la joven tenía un ex novio al cual había denunciado varias veces por hechos de violencia. 

Esta información ubicó al muchacho en el centro de las sospechas y las suspicacias se profundizaron cuando se supo que el viernes -un día después de la desaparición de Fiorella- él había viajado a un encuentro de jeeps desarrollado en Horizontina, Brasil, a unos 70 kilómetros de la frontera.

La joven, presentaba golpes y signos de ahorcamiento. La justicia ordenó rastrillajes en dos lotes pertenecientes a la familia del ex novio de Fiorella, un joven de 21 años, Leopoldo B., que estaba bajo sospecha desde el día de la desaparición. Por registros de videocámaras se estableció que el único detenido en relación al hecho estuvo con la joven el día de su desaparición.

La causa, recayó en Gerardo Casco, a cargo del Juzgado de Instrucción 3 de San Vicente

“En principio tenemos por imágenes captadas por videocámaras y por testimonios también pudimos determinar que el jueves, el día que se vio por última vez a Fiorella, su exnovio estuvo con ella. Al día siguiente él se fue a Brasil a un encuentro de Jeeps. Inmediatamente ordené que una comisión policial lo busque y fue detenido cuando regresó al día siguiente” afirmó Casco y agregó “La familia de la chica describió que fue un noviazgo que duró entre tres y cuatro años. En los últimos tiempos se habían distanciado”.

El letrado, relato  “La madre manifestó que a ellos no les gustaba la relación y que trataban de impedir que continuara”.

Al ser consultado sobre el joven detenido, el magistrado aclaró que “todavía no declaró y probablemente lo haga el miércoles”.

 

Detención e indicios


El hallazgo se produjo dos horas después de la detención de su ex novio, quien fue aprehendido en El Soberbio apenas regresó de Brasil. 
Las fuentes señalaron que la demora de Leopoldo B. fue concretada cerca de las 10.30 y, si bien en ese momento aún no se conocía la muerte de Fiorella, en contra del muchacho los pesquisas ya habían recolectado indicios concretos que lo ubicaban como principal sospechoso. Es que, durante la jornada del domingo, además de los rastrillajes efectuados en dos chacras vinculadas al sospechoso, los investigadores, realizaron un allanamiento en su vivienda e incautaron tres vehículos que fueron sometidos a pericias. 

De allí obtuvieron información clave. Los voceros consultados detallaron que los rodados incautados fueron dos camionetas Ford Ranger y un automóvil Peugeot 206, los cuales fueron sometidos a pericias con luminol y en uno de ellos el resultado fue positivo. 
De acuerdo a las fuentes, el reactivo de luminol dio resultado positivo en una Ranger dominio KHX-529 y este dato hace suponer ahora que dicho vehículo pudo haber sido utilizado para la comisión del hecho o para el traslado del cuerpo hasta el lugar donde finalmente fue encontrado. 

De igual forma, las muestras recolectadas, deberán ser preservadas y sometidas a más pericias científicas para terminar de confirmar si se trata de sangre perteneciente a la víctima. 

Las fuentes añadieron que además secuestraron el teléfono celular del detenido, el cual también será sometido a pericias. 
De esta forma, Leopoldo B. quedó detenido y prácticamente acorralado por los indicios en su contra. El sujeto quedó alojado en una celda policial de San Vicente y está a disposición del Juzgado de Instrucción Tres, a cargo del magistrado Gerardo Casco. 
“Las sospechas son directas a un ex novio de ella, con quien tuvo tres años de noviazgo hasta que empezaron las agresiones, a quitarle el teléfono. Dos veces le quitó el teléfono. Mi hija hizo varias denuncias, yo tengo acá todas las denuncias, intenté ayudarle a que ella salga de esa relación”, había expresado el fin de semana la madre de la víctima. 

 

 Amigos y familiares de Fiorella convocaron a una marcha para el próximo viernes 8 –Día de la Mujer– en reclamo de justicia y más seguridad.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios