12 de mayo de 2019

SE LA DEJARON SERVIDA

Por: Redacción de Tinku Comunicaciones

Juan Schiaretti, se impuso por histórico margen en la elección provincial. En Córdoba capital, Martín Llaryora, se quedó con el Palacio 6 de Julio.

En un proceso electoral previsible, pero no por ello menos llamativo, Hacemos Córdoba se impuso por amplio margen a los candidatos de Cambiemos.

En los últimos días, comenzaron a conocerse algunas encuestas que vaticinaban el resultado, punto más o punto menos, de una victoria aplastante del cordobesismo. La ratificación de estas previsiones lleva a distintos análisis, sobre lo que viene de cara a octubre, pero también de lo que pasó hace cuatro años.

La derrota de Cambiemos, era previsible. Todo lo que esté vinculado al gobierno nacional, tiende a tener un peso negativo. Aunque en las listas que representan la alianza que lidera Mauricio Macri trataron, ante la contundente derrota, de quitarle proyección nacional, fueron quienes hicieron bajar dirigentes nacionales para “sacarlas del pago chico”. Esa estrategia, a resultado visto, tuvo un efecto contrario al buscado.

Por el lado del gobernador reelecto, le abre un panorama “bastante cómodo”. Si Juan Schiaretti no se inclina por ser elegible a nivel nacional, lo ubica en un lugar privilegiado para ser elector de posibles candidaturas. Depende del humor del cordobés, puede ser una muy mala noticia para quienes representan el proyecto nacional y popular. En reiteradas ocasiones el líder del pejotismo mediterráneo, se expresó muy contrario a todo lo que tenga letra K. Incluso, por su relación personal, laboral,  política y hasta en algún punto ideológica con Mauricio Macri, algunos aventuran la posibilidad que integre una fórmula para octubre como candidato a vice del actual presidente.

Por ahora, son todas especulaciones. Los únicos datos ciertos de la realidad y que se comprueban en estas elecciones, es que sin el velado apoyo de Schiaretti  y sobre todo de Alejandra Vigo, no hubiera sido posible que cambiemos obtuviera los resultados electorales en 2015. Eso, y el apoyo a todas las leyes importantes para la aplicación del modelo neoliberal,  es lo que cuestiona la militancia cordobesa.  

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios