18 de mayo de 2019

CRISTINA PATEO EL TABLERO

En una jugada que nadie esperaba, le pidió a Alberto Fernández que encabece la fórmula presidencial.

En un nuevo movimiento político, la senadora de Unidad Ciudadana “pateo el tablero” político con un video de 12 minutos. A través de las redes sociales, comunicó su intención de competir en las paso como “acompañante” de una fórmula presidencial encabezada por Alberto Fernández.

Se pueden realizar un sin números de lecturas sobre la decisión, pero lo que no deja dudas, es que la movida tomo a todo el mundo desprevenido. Las propias encuestadoras, que marcan referencia en muchas de las decisiones políticas que se toman, no imaginaron una medición que contemple a Cristina de vice.

Algunas lecturas que comenzaron a aparecer, dan cuenta de un gesto hacia el interior del peronismo. Con este nuevo escenario, el masismo respondió positivamente al gesto. El 10 % que acumula Sergio Massa, es algo que siempre apeteció el ex ministro Alberto Fernández. En no pocas declaraciones,  calificó al tigrense como “el único dirigente del peronismo con votos propios por fuera de Cristina”. Jugada que quedo confirmada en el Twiter de Sergio Masa.

Con esta nueva movida, la ex presidenta,  se corre del eje “en temporada de caza judicial” y dificulta la polarización, algo que el macrismo necesitaba con desesperación.

No hay que obviar lo que significa para el escenario internacional. Albero Fernández, es un hombre con vinculado a diversos sectores de los EE.UU y no tiene mala relación con la embajada yankee. En el próximo periodo presidencial, deberá desarmarse la bomba de la deuda externa. En ese marco, las relaciones del ex ministro de Néstor, tienen significancia.

Cuando Cristina, sostiene que “el mundo y Latinoamérica especialmente, mutaron para mal” hace referencia a un contexto internacional adverso en el que se deberá interactuar. Ella, mejor que ningún otro u otra dirigente, puede cumplir las tareas internacionales que se van a plantear.

Otro aspecto que no se debe pasar por alto, es el control que ejercería la ex presidenta sobre el poder legislativo para impulsar una eventual reforma de la constitución que se viene proponiendo desde diversos sectores del campo nacional y popular.

Más allá de que se esté de acuerdo o no con la decisión, Uno aporta la posibilidad de ampliar la base política del próximo gobierno y la otra, los votos y el prestigio internacional para encara la difícil etapa que se viene.

De todas maneras, la etapa que muchos imaginábamos, era con la construcción de un verdadero poder que representara a los sectores que padecen sistemáticamente las embestidas del sistema. Bueno, esta no es una fórmula “antisistema”. Parece inscripta en es máxima de que “la política es el arte de lo posible”. Para aquellos que creemos en otra lógica política, quizás no exprese nuestras convicciones. Pero, como se dice popularmente “Es lo que hay”. La pregunta que muchos nos hacemos ¿Este era el único camino?. Bueno, las respuestas las dará el tiempo.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios