6 de junio de 2019

POBREZA PARA TODOS Y TODAS

Por: luis A. Aubrit

El informe de la Universidad Católica Argentina (UCA), revela que la mitad de la infancia está en situación de pobreza.

En Argentina, lo único que crece es la pobreza. Desde la asunción del macrismo, se fue ampliando el nivel de pobreza y miseria. Según lo consignan los datos  del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la UCA  en su último informe, el 51,7% de los niños y niñas del país son pobres y el 10,2% indigentes. Estos números, revelan un crecimiento de 3 puntos en el último año.

De acuerdo a la medición de la UCA, un 13 % de menores de 17 años, pasó hambre en 2018 y el 29,3 % tuvo alimentación insuficiente. Si tomamos en cuenta que el estudio se realizó en los últimos días de 2018, y con 6 meses de caída libre de la actividad económica, las cifras del presente año, serian aún peores.

Según consigna Ámbito Financiero, el estudio revela un crecimiento de la dependencia del estado en materia de salud, educación y alimentación.

Donde más impacta esta situación de “descalabro macrista”, es en el conurbano Bonaerense. La medición, arrojo que el 63 % de niñas y niños se encuentran en condición de pobreza y un 15,4 % son indigentes.

Más de la mitad de la población entre 0 y 17 años, tiene como única posibilidad de atención sanitaria el sistema público. Las escuelas públicas, concentran el 67% de niños y niñas que asisten a primaria y secundaria.

Pero, por más dureza que expresen estas cifras, para comprender la verdadera magnitud, debemos hacer el ejercicio de ponerle rostro para comprender la cruel realidad de las millones de vidas atacadas por este sistema.  

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios