20 de junio de 2019

NO HAY PEOR SORDO…

Por: Redacción de Tinku Comunicaciones

…Que el que no quiere oír. Ese refrán se aplica a una parte de la dirigencia nacional y popular. El congreso del PJ cordobés, así lo demuestra.

Se convocó en nuestra ciudad, el congreso del Partido Justicialista para ratificar la  lista “Corta” y sin apoyo a ninguna fórmula, desairando las expectativas de una “alianza”.

A pesar de reiterar y demostrar su acercamiento a Macri, algunos, seguían con la ilusión de sumar al PJ cordobés en el Frente de Todos. Desde que tomó la palabra el vicegobernador electo, Manuel Calvo, como primer orador, dejo sentado el posicionamiento del espacio: "Ratificamos carácter de peronismo republicano, democrático y federal, que cree en la pluralidad de ideas, la libertad de prensa, la división de poderes, la independencia del poder judicial y que defiende los derechos humanos", sostuvo Calvo.

La sumatoria de errores que produjo esa expectativa sobre el schiaretismo, retraso algunas definiciones y genero una fuerte desazón en vastos sectores de la ciudadanía que apoya el Frente de Todos. La “bajada de lista” el 12 de mayo, fue un “gesto” inútil que le otorgó a Scharetti, más allá que el negaba para la tribuna, la condición de “macho alfa” de Alternativa Federal, propinando la primer estocada a las ansias unionistas. En algunos sectores militantes del proyecto nacional y popular, y fundamentalmente de la dirigencia,  insistían con “abrirle la puerta del frente” a quien reitero hasta el hartazgo, su negativa a apoyar un frente que se oponga al neoliberalismo.

En rigor de verdad, no se le puede atribuir toda la responsabilidad a la dirigencia local, desde la centralidad porteña, tampoco quisieron oír. Mientras, el schiartismo, seguía su juego funcional al gobierno nacional.

Cerrado el juego de seducción adolescente que siguieron algunos, es hora de escuchar a las bases que reclaman una construcción genuina e inclusiva con nuevos actores para refrescar el espacio. La conformación de las listas a diputados nacionales, es un buen comienzo para saber si la “sordera” pasó.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios